Las Bases más Importantes de la Iluminación en Fotografía - Kinafoto
Kinafoto Asesores

Las bases más importantes de la iluminación en fotografía

Kinafoto

Cuando empezamos a introducir iluminación en nuestras fotografías puede parecer algo complicado, pero realmente no es así. Conocer las bases de la iluminación en fotografía se hace necesario y conceptos como o funciona la ISO, el diafragma o la obturación.

En iluminación se puede resumir también en tres bases muy importantes: la direccionalidad, la caída de la luz y la transición de luces a sombras. A continuación, te contamos cómo funcionan. ¡No te pierdas este post!

Las tres bases de la iluminación

Descubre las bases de la iluminación en la fotografía para aprender a dominarla y así crear mejores imágenes, en cualquier momento y lugar.

La caída de la luz

En primer lugar, tenemos la caída de la luz. La define la ley inversa del cuadrado que es una ley física que inicialmente parece muy compleja pero que simplemente define cómo la luz se esparce en el espacio, es decir, la luz en lugar de moverse de forma lineal se mueve de forma exponencial, abriéndose.

La luz se expande, con lo cual si nosotros mandamos la luz a un sujeto que tenemos a 1 metro y luego la intentamos mandar a otro sujeto que tenemos a 2 metros, la cantidad de luz que le va a llegar al sujeto que tenemos a 2 metros no va a ser nunca la mitad de la del sujeto que tenemos a 1 metro, sino una cuarta parte.

Aunque todo esto es un poco más complejo, lo importante es entender que la caída de la luz nos beneficia porque podemos controlar cómo la luz evoluciona en nuestra escena.

Si, por ejemplo, iluminamos a una modelo de cabeza a los pies y ponemos la luz muy cerca de su cabeza, tendremos más cantidad de luz y, con lo cual, más importancia compositiva sobre su cabeza que sobre el resto de su cuerpo.

La caída de la luz

En cambio, si lo que queremos hacer es iluminar a un grupo de gente, podemos alejar la fuente de luz y de esta forma estabilizar la luz que les llega a todos ellos. De manera que todo nuestro grupo tenga la misma cantidad de luz.

 Las bases de la iluminación en fotografía

La transición de luces a sombras

La segunda de las bases de la iluminación en fotografía es la de la transición de luces a sombras. Es decir, el cómo nosotros iluminemos va a cambiar cómo esas transiciones sean.

Podemos conseguir luces duras que tienen transiciones muy marcadas, como si fuese un corte con un cuchillo, entre la parte en luz y la parte en sombra.

Transición de las luces

También podemos conseguir transiciones más sutiles, más degradadas, que las conseguiremos de una forma más proyectada, en la que tenemos una parte entre luz y sombra más degradada en la que no podemos definir el punto exacto donde eso cambia de luz a sombra.

 Las bases de la iluminación en fotografía

Para conseguir una u otra lo que tenemos que hacer es cambiar el tamaño aparente de nuestra fuente de luz:

  • Una fuente de luz pequeña aparentemente sobre el sujeto será una luz más dura.
  • Mientras que una fuente de luz más grande será una luz más suave.

Lo importante es entender ese concepto de la luz aparente, ya que una fuente de luz por grande que sea si la ponemos muy lejos se va a percibir como una luz dura. De la misma forma, el sol, a pesar de ser muy grande, nos proyecta luces duras sobre nosotros, los habitantes de la tierra.

Así que el tamaño de la luz no es solo lo más importante, sino también a qué distancia está la luz para que ese tamaño aparente realmente cumpla su función.

La direccionalidad

Por último, lo más importante es la direccionalidad. Desde dónde iluminemos va a tener mucho más efecto en lo que transmiten nuestras imágenes que si la caída de la luz es más o menos pronunciada, o si la luz es más dura o suave.

Pensad que, si nosotros iluminamos desde delante, creando una escena prácticamente sin sombras, va a tener una percepción completamente distinta de si iluminamos desde más lateral, creando una proyección de sombras en una dirección.

Es muy importante la direccionalidad y con lo cual hay que tenerla muy en cuenta a la hora de iluminar. No debemos conformarnos con poner la luz en un punto y quedarnos con ello, sino moverla a un sitio u otro para comprobar si así la luz mejora o empeora y acabar encontrando la luz ideal para cada escena.

 

Como ves, este tema puede parecer un mundo tremendamente complejo, pero si lo simplificamos a dirección de la luz, transición de la luz y caída de la luz podemos encontrar la luz adecuada de forma muy simple y rápida.

 

 

Información extraída del tip de Jon Hernández que puedes encontrar en el apartado de Píldoras de Luz de nuestra Kinacademy.

Para conseguir la mejor iluminación fotográfica recuerda que en nuestra tienda de fotografía online podrás encontrar lo que más se adapte a tus necesidades.

 

Si tienes cualquier consulta o necesitas asesoramiento en Kinafoto estamos a tu disposición para ayudarte. Puedes contactar con nosotros vía email (info@kinafoto.com) o vía teléfono a través del +34 655 588 715.

¿te ha gustado? ¡compártelo!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿En que podemos ayudarte?